domingo, 27 de mayo de 2012

FRENTE DE DEFENSA DE LUCHAS DEL PUEBLO en el Ecuador


Las condiciones en las que se desenvuelven las luchas del pueblo en el Ecuador son complejas.

La arremetida del régimen fascista de Correa que ha criminalizado la protesta popular y que además a sitiado al país con las FFAA ante la imposibilidad de contener la delincuencia (dicen ellos), de coincidir con su proyecto reformista con los verdaderos intereses de los obreros y demás explotados del país ha determinado que el frente de Luchas del Pueblo cualifique y cuantifique su nivel de vinculación con las masas dotándole a éstas no solo de los instrumentos para que desaten la creciente protesta popular sino instrumentar en la ideología del proletariado los elementos parta además de defender sus luchas potenciarlas como un ejercicio de Poder que nos aproxime a la Guerra Popular y a la Nueva Democracia.

En dentro de ese contexto que el frente de Luchas del Pueblo (FLP) da pasa al salto dialéctico en FRENTE DE DEFENSA DE LUCHAS DEL PUEBLO en el Ecuador (FDLP-EC) como un instrumento aglutinante, organizativo y de lucha con el que cuenta el proletariado y sus aliados: campesinos pobres, jornaleros sin tierra, pequeños comerciantes, pequeña burguesía inferior y media de la ciudad y del campo, estudiantes con criterio de clase o comprometidos con la revolución democrática y la lucha contra el imperialismo, es decir de todos los sectores de masas que tienen contradicciones insalvables con el imperialismo, la burguesía y los grandes terratenientes.

No basta emprender con las luchas contra los enemigos de la clase y del pueblo, es importante defenderlas y apegar ese esfuerzo a la creación de otros instrumentos además del  Partido, el Ejercito Popular quién será el que garantice la defensa objetiva de los intereses de las masas, de la clase y el Frente llegue a constituirse en un soporte donde se geste y consolide el Nuevo Poder.

Fieles a los principios del marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo, el Frente  se consolida en el seno de los explotados, en sus luchas cotidianas, en el ganar diariamente orillas a la explotación, en la lucha por el derrumbamiento del viejo orden y sobre todo en la construcción de lo nuevo.
No basta luchar, hay que defender esas luchas y esos logros para instrumentarlos en torno a la Revolución de Nueva Democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario