lunes, 29 de octubre de 2018

¡HONOR Y GLORIA PARA EL COMPAÑERO JOSÉ SALES PIMENTA!


“Que mi voz suba a los montes
y baje a la tierra y truene,
eso pide mi garganta
desde ahora y desde siempre”

El proletariado y pueblo del Ecuador, y en ellos, el Frente de Defensa de Luchas del Pueblo-EC, con profundo pesar ha recibido la noticia de la muerte del compañero José Sales Pimenta.

El   aporte realizado   por   el   compañero José desde la Unión Nacional de Estudiantes; en el CEBRASPO y en el periódico popular y democrático Nueva Democracia de Brasil, da cuenta de una vida enteramente dedicada a la defensa de las luchas del pueblo y la conquista de nuevos, diferentes y mejores días para el proletariado y demás masas explotadas en el Brasil.

El significativo trabajo de esta estirpe de hombres y mujeres que cotidianamente va pariendo la lucha de clases en Brasil, va marcando el derrotero a seguir; la necesaria hoja de ruta donde el eje transversal pasa por lo ideológico para anidar en una vida entregada íntegramente a la causa de los oprimidos y explotados del Brasil y el mundo.

José, hombre de “alma colmenera”, uno más de aquellos que se atrevieron a conquistar las alturas. Junto a Cleomar Rodríguez, Sandra Lima, entre otros, van redoblando el paso con esa sostenida convocatoria a luchar por y junto a nuestro pueblo.

Sí, nos quedamos con el dolor de su partida, pero también nos quedamos con su trazo, el derrotero, con su brújula, siempre apuntando a un objetivo inconmensurable: el comunismo

¡HONOR Y GLORIA AL COMPAÑERO JOSÉ SALES PIMENTA!

¡COMPAÑERO JOSÉ SALES PIMENTA, EN EL CORAZÓN Y LAS LUCHAS DE LOS OPRIMIDOS DEL MUNDO!

“Si me muero que me muera con la cabeza muy alta, muerto y veinte veces muerto a boca contra la grama tendré apretados los dientes y decidida la barba, cantando espero la muerte que hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles y en medio de batalla”






jueves, 4 de octubre de 2018

VASALLAJE, DIEZMO Y SERVIDUMBRE EN EL ECUADOR


El diezmo, a pesar de haber sido creado hace aproximadamente 24 siglos, en el Ecuador aún tiene vigencia y es practicado en la mayoría de los estamentos productivos.

Hasta mediados del siglo pasado, tanto la iglesia como los terratenientes manejaban la figura del diezmo de manera abierta, legal y alevosa para apropiarse del trabajo del campesinado pobre. De cada diez guachos (surcos de tierra) uno iba para la iglesia; de cada diez sacos de papas cosechadas, uno era para el cura. Posteriormente se le incorporó a la autoridad local como beneficiario del diezmo. Esta figura se la veía como una manera de retribuir lo que el Estado había invertido en el campesinado, esto es, la construcción de escuelas, iglesia, vías de comunicación, etc.

Siglo XXI, hace pocos días en la Asamblea nacional (descubrían el agua tibia) se daba cuenta públicamente de la existencia de esta aberración: el diezmo. Un asambleísta contrata a su personal de apoyo, y por haberlo hecho, el empleado debe entregar obligatoriamente al asambleísta parte de su mensualidad como una “aportación personal”. Es más, el trabajador debía pagar las compras, combustibles y otros del patrono como forma de retribución por haberlo incorporado a su plantilla.

Desde luego, la crisis económica, la alta tasa de desempleo y subempleo; la seria dificultad de poder conseguir trabajo, estabilidad, etc., empuja a que los trabajadores acepten, de manera sumisa y servil, este tipo de relaciones laborales.

De todas formas, los asambleístas y los medios de prensa han pretendido hacernos ver que se trata de un hecho aislado. ¡En absoluto! En la misma Asamblea, el cobro de diezmos ha estado presente siempre, y no hay asambleísta que no haya reproducido esta forma de explotación a sus trabajadores.
Pero éste no es un problema que se presenta sólo en la Asamblea, está instituido en todos los estamentos sociales, es parte o estructura vertebral del carácter semifeudal de nuestra sociedad.

En el sector de la construcción trabajan aproximadamente 800.000 obreros de la construcción. Muchos de ellos se dedican a tiempo completo a esta actividad, otros, trabajan de manera cíclica, de acuerdo a las épocas de siembra o cosecha en el campo.

Sin temor a la duda, el 90% de los obreros son contratados por intermediarios (maestros mayores), quienes se encargan de llevarlos a las construcciones no antes llegar a un acuerdo plenamente institucionalizado. El “maestro mayor” se retiene una parte del salario del obrero como cuota por haberlo contratado, y obviamente, el maestro mayor o contratista, le otorga al obrero cierta protección y garantía de que va a seguir trabajando ahí o en cualquier lugar dónde él pueda colocarlo. Ahí operan otras formas o instituciones propias de la feudalidad más abyecta, el VASALLAJE Y LA SERVIDUMBRE.

Hoy al diezmo en el Ecuador se la conoce como el “recorte”.

Este fenómeno también se presenta en otros sectores, por ejemplo, el de la guardianía, que compromete a cerca de 300 mil guaridas o trabajadores. Pasa exactamente lo mismo. El intermediario o contratista por conseguir al trabajador un puesto en una empresa de guardianía con salarios de miseria (el básico) y jornadas ´promedio de 16 horas diarias, le cobra mensualmente un impuesto o porcentaje so pretexto de garantizar su continuidad en la empresa. Basta decir que la mayoría de estos “personajes”, intermediarios o contratistas son militares y policías en servicio activo o pasivo.

En el campo existen aproximadamente dos millones de campesinos pobres. Éstos trabajan eventualmente en sus precarias propiedades, el resto de tiempo lo hacen en otras medianas o grandes propiedades agrícolas. La figura es la misma, el contratista tiene una red de corrupción y explotación que inclusive llega a los mismos dueños de la tierra. Para poder sostenerse en esos trabajos los campesinos entregan parte del jornal o del salario. La mayoría de campesinos pobres son contratados bajo la figura de “el diario”, y entregan parte de su ganancia. Por ejemplo, un campesino gana 10 dólares al día, de esa paga entrega 2 dólares al intermediario- Esta es una forma de asegurarse de que éste lo vuelva a contratar. Obviamente, el campesino para poder estar bajo cobertura de su empleador, realiza adicionalmente otro tipo de actividades ajenas a las que fue contratado. La servidumbre, el diezmo, el vasallaje convergen de la manera más cruel y miserable.

En la industria agrícola, grandes latifundios de palma africana, banano y otros, los intermediarios fijan el salario con el trabajador; de esta paga hacen un “recorte” que se reparten entre la cadena administrativa de la empresa. Hay casos en los que el “recorte” retorna al terrateniente a través del intermediario o contratista que se queda con un porcentaje de lo recaudado por cumplir, además, funciones de “cobrador”.

Se han dado casos citados en los medios de prensa en los que se denuncia, como si fuese nada, que personas que entran a trabajar a la policía o las FFAA, se comprometen mensualmente a entregar un porcentaje de su sueldo a quienes les facilitaron las condiciones para ingresar a esas instituciones. Desde luego, esos individuos son miembros de la policía y las FFAA. De hecho, esta figura se muestra también en los pagos que hacen los miembros de tropa para el cambio de plazas de trabajo, ingresos o ascensos. Un ex general comandante de policía, general Fausto Tamayo, en la actualidad cumple una pena por este tipo de aberraciones.

Podríamos decir que el diezmo o “recorte” obligatorio opera en todos los sectores de la economía. En el sector público este impuesto también se muestra con ciertos eufemismos: apoyo al partido, a la organización; aseguramiento del puesto de trabajo, etc.; pero a la final, no dejan de ser sino eso, una expresión feudal que pervive encarnadamente en las relaciones de producción en el país.

Estas formas de explotación son manejadas con tanta naturalidad y que de paso, ha anclado en el hábito de las relaciones laborales entre las masas, entre las masas y los dueños de medios de producción: empresarios/terratenientes, que ha cobrado cierta suerte de normosis; es decir, es común, y hasta “normal” que esto se presente, obviamente, en una sociedad como la nuestra donde los vicios semifeudales se pasean entre los cuchitriles de la institucionalidad burocrática, no se diga en ese otro contexto donde obreros y masas campesinas son explotadas de la forma más ominosa o rastrera  que se pueda imaginar.

Eliminar estas relaciones semifeudales no será posible dentro del régimen “democrático” del viejo Estado burgués-terrateniente. Sin una revolución democrática de nuevo tipo es imposible que las masas puedan eliminar todas estas añejas y otras evolucionadas formas de explotación.

¡EL CARÁCTER SEMIFEUDAL DE NUESTRA SOCIEDAD SE EVIDENCIA EN TODOS SUS PLANOS!

¡LA REVOLUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA, UNA NECESIDAD INAPELABLE E IMPOSTERGABLE!

jueves, 27 de septiembre de 2018

EL FRENTE DE DEFENSA DE LOS TRABAJADORES DE IMBABURA


FORTALECER LA LUCHA EN CONTRA DEL RÉGIMEN ENTREGUISTA Y HAMBREADOR DE MORENO



El 20 de septiembre se cumplió una nueva jornada de lucha en la ciudad de Quito.

Esta vez la convocatoria fue realizada por el Frente Unitario de Trabajadores, organización de trabajadores dirigida por la dirigencia más pútrida, revisionista y oportunistas del país.

El Frente de Defensa de los Trabajadores de Imbabura participó en la marcha. Lo hizo manteniendo en firme su correcta posición de clase consciente de que el FUT está conformado por trabajadores explotados que hoy por hoy mantienen una incorrecta dirección política e ideológica respecto de sus reivindicaciones y responsabilidades como clase. De igual forma, los trabajadores explotados de Imbabura, sostuvieron proclamas y reivindicaciones propias, ceñidas a su dirección ideológica expuesta en su clara y decidida posición antimperialista, anti gubernamental, en contra del viejo estado burgués-terrateniente, anti electorera, por la Nueva Democracia y el Socialismo.

La lucha en contra del régimen comprador de Lenin Moreno, entreguista, hambreador, títere de los EEUU; en contra de las medidas económicas; por la estabilidad laboral, la no elevación del costo de vida de las masas; la expulsión de los aparatos de inteligencia y asesores militares yanquis en el país, entre otras, es una necesidad no negociable, que sólo se la puede conquistar en las calles, con organización, movilización y lucha popular.



¡NO A LAS MEDIDAS ECONÓMICAS DEL RÉGIMEN COMPRADOR DE MORENO!
¡YANQUIS, GO HOME!

¡A COMBATIR EN TODOS LOS PLANOS AL RÉGIMEN REACCIONARIO Y TÍTERE DE MORENO!

¡MUERTE AL IMPERIALISMO!

¡APLASTAR AL REVISIONISMO!

¡POR LA NUEVA DEMOCRACIA Y EL SOCIALISMO!



lunes, 24 de septiembre de 2018

¡PORQUE VIVO SE LO LLEVARON, VIVO LO QUEREMOS!



El Frente de Defensa de Luchas del Pueblo del Ecuador, en el curso de la última movilización de trabajadores realizada en la ciudad de Quito el 20 de septiembre del año en curso, realizó una campaña de denuncia sobre la desaparición forzada del Dr. Ernesto Sernas García en México.

La desaparición del Dr. Sernas se inscribe dentro de la línea represiva y terrorista del viejo Estado de México desatada en contra de los luchadores y defensores del pueblo.

El Doctor Serna es abogado defensor de los 23 jóvenes vinculados a la Corriente del Pueblo Sol Rojo de Oaxaca, detenidos y procesados ilegalmente el 7 de junio del 2015 por delitos, a decir del viejo Estado, atentatorios a la seguridad del mismo.

El proletariado y pueblo del Ecuador demanda, al viejo Estado de México, LA PRESENTACIÓN CON VIDA DEL DR. ERNESTO SERNAS GARCÍA.


Las manifestaciones de repudio y combate a las desapariciones forzadas se mantendrán en pie de lucha de manera sostenida y militante. Trabajadores explotados, campesinos pobres y masas en general del Ecuador, estaremos atentos a la presentación con vida del Dr. Sernas y no descansaremos hasta que esta demanda del proletariado y pueblos del mundo sea atendida.



¡ERNESTO SERNAS GARCÍA, PRESENTACIÓN CON VIDA!

¡PORQUE VIVO SE LO LLEVARON, VIVO LO QUEREMOS!

¡ALTO AL TERRORISMO DE ESTADO Y LA GUERRA CONTRA EL PUEBLO!



miércoles, 5 de septiembre de 2018

LA MIGRACIÓN Y LA CRISIS DEL CAPITALISMO BUROCRÁTICO



El Ecuador cerró el siglo XX con una crisis sin precedentes que subsistió hasta hace pocos años y que en alguna medida fue capeada por la reforma estatal emprendida por el régimen burocrático de Correa.

 En el período desde 1982, al año 1999 el PIB declinó en 7,3% medido en sucres constantes, y en dólares, en 30,1%; de 19.710 millones pasó a 13.769 millones de dólares. El PIB por habitante se redujo en casi 32%, al desplomarse de 1.619 a 1.109 dólares.

El país experimentó uno de los empobrecimientos más acelerados en la historia de América Latina: entre el año 1995 y el año 2000, el número de pobres creció de 3,9 a 9,1 millones; en términos porcentuales, de 34% al 71%; la pobreza extrema dobló su número de 2,1 a 4,5 millones, el salto relativo fue del 12% a un 31%. En estas condiciones se registró un deterioro acelerado de los índices de bienestar. El ingreso por habitante del Ecuador alcanzó apenas un 43% del promedio latinoamericano.

Lo anterior vino acompañado de una mayor concentración de la riqueza. Así, mientras en 1990 el 20% más pobre recibía el 4,6% de los ingresos, en 2000 captaba menos de 2,5%; entre tanto el 20% más rico incrementaba su participación del 52% a más del 61%.

Ante el mundo esta bancarrota se mostró o evidenció sólo en el precipitado proceso de emigración de compatriotas a los EEUU y Europa.

Cerca de 3 millones de ecuatorianos emigraron a EEUU y Europa, desestructurando hogares, abandonando sus pequeñas y medianas propiedades lo que generó un precipitado proceso de despoblación del campo, muchas de esas propiedades fueron adquiridas a precio de “gallina robada” por los especuladores, lo que viabilizó una mayor concentración de la tierra por parte de los especuladores y grandes terratenientes.

3 millones de ecuatorianos que por increíble que parezca aportaron durante más de 16 años con remesas que llegaron a superar los 3 mil millones anuales, estamos hablando hasta la segunda mitad del régimen de Correa, 2016; el segundo rubro más importante de ingreso de divisas al Estado, solo después de los ingresos por exportación de petróleo.

Es decir, el viejo estado no solo envió al exilio forzado a los compatriotas, sino que parasitó y vivió de las remesas durante años para saciar sus requerimientos que en última instancia terminaron por favorecer a la burguesía burocrática que tuvo la oportunidad de reproducirse económica y políticamente desde el aparataje estatal. De todas maneras, también benefició a la burguesía compradora, a los banqueros, que se encargaron de “legalizar” los dólares y euros que generaron los emigrantes abriendo sucursales bancarias en España y otros países de Europa.

Hoy han ingresado cerca de un millón de venezolanos al país. De esos 250.000 se han quedado a nutrir las filas de la desocupación, subempleo y empleo, haciendo más crítico los niveles de empleabilidad en el país.

Entonces, cuando vemos los orígenes de la emigración de venezolanos al mundo, estamos pensando en que los números expuestos anteriormente sobre la crisis del capitalismo burocrático en el Ecuador, son las cifras que hoy en día aqueja a las masas en Venezuela, y que de una u otra manera son un muestrario de la bancarrota que atraviesa el capitalismo burocrático en ese país y otros que caracterizados de la misma manera: semifeduales y semicoloniales.

En Venezuela, con una hiperinflación de más del 700%; entre el 2013 y el 2018 la economía se “encogió” en un 30%; la capacidad adquisitiva de la moneda nacional quedó en nada; el 5% de la población ha emigrado. El 25% de los niños sufren de desnutrición crónica; los precios se dispararon por encima del 2.000%; una caída del 11% del PIB. El precio de la canasta básica al 2018, se incrementó en un 400%;

Claro, sería un error manifestar que esta crisis corresponde básicamente al desgobierno de Maduro, imposible, es propio de la crisis cíclica del capitalismo burocrático, porque, dicho sea de paso, con Maduro o con la derecha compradora en el gobierno, la situación se venía igual. ¿Por qué?, porque esa economía, similar a la nuestra, semifeudal y semicolonial, depende del extractivismo, de la mono producción, incapaz de desarrollar sus fuerzas productivas porque el imperialismo no se lo permite, porque es lo cómodo para la gran burguesía de Venezuela que extrae más renta a las importaciones, a la movilidad de capitales financieros. Y no solo eso, porque el régimen de relaciones de producción es semifeudal y no se logra “acondicionar” a la penetración de los capitales rusos y chinos, que en pugna con el imperialismo yanqui desestabiliza la anémica estructura productiva; porque al depender de la mono producción (hidrocarburos), con la caída del precio del petróleo se derrumbó el presupuesto estatal y el déficit se volvió inmanejable. Y a todo eso, hay que sumar el criminal bloqueo imperialista que pretendía castigar al chavismo por su acercamiento a las otras potencias imperialistas.

Y la contradicción inter burguesa también puso lo suyo. La especulación, acaparamiento y sabotaje económico/comercial ejercitado por la burguesía comprador también influyó en que la crisis se vuelque más dramática para las masas.

Respeto de la inmigración de venezolanos al país, hay que sumar la presencia de cientos de miles de ciudadanos de Colombia, Perú y Haití que viven en el país por los beneficios que tienen al ganar en dólares y repatriarlos a sus países donde el cambio les otorga un plus. Es decir, no solo cargamos con la crisis del capitalismo burocrático del país, sino que de una u otra manera, a las masas, se les carga encima la crisis del capitalismo burocrático de Venezuela, Colombia, Perú y Haití.

Nosotros, el pueblo ecuatoriano, conocemos de las complejidades de emigrar para medioargumentar la vida de nuestros familiares y cargar a cuestas la crisis del capitalismo burocrático en el país, en esa medida nos solidarizamos con el pueblo venezolano, víctima del criminal bloqueo y agresión del imperialismo yanqui, que no escatima medios ni medidas para  neutralizar al régimen de Maduro Está visto, los EEUU no están dispuestos a tolerar en lo más mínimo cualquier manifestación política que no sea compatible con sus intereses; pero también combatimos al régimen reformista de Maduro que ha sido incapaz de responder a las expectativas de las grandes mayorías para dar paso al fortalecimiento de la burguesía burocrática y que ha encontrado, en las FFAA, a su principal exponente. De ahí su relativa estabilidad.

El proletariado y pueblo del Ecuador, se solidariza con las masas pobres de Venezuela, con sus luchas, con su firme posición antiimperialista; pero también manifiesta que estaremos atentos a que estos miles de venezolanos que ahora están entre nosotros, no se sumen a las fuerzas reaccionarias del país, sino que por el contrario, hagan filas del lado del pueblo, de la clase.

Las difíciles experiencias que han tenido que vivir las masas pobres en Venezuela les ha llevado a estigmatizar la revolución y al socialismo con la caricatura de revolución que ha emprendido los seguidores del socialismo del siglo XXI, la revolución ciudadana y la revolución bolivariana, en esa medida, son portadores también de un discurso desmovilizador, contrarrevolucionario que sólo favorece a las pretensiones de imperialismo y de las clases dominantes.

Propio de la ambigüedad del gobierno, mientras por un lado condenan al régimen de Maduro por la emigración de los ciudadanos, por otro lado, ocultan el rol que ha tenido EE.UU. en este magro proceso, y no solo eso, se solidarizan con los inmigrantes, pero les exigen pasaporte para el ingreso; posteriormente levantan la medida y fieles a la fatuidad de Moreno, implementan una medida “solidaria” de “bienvenidos” pero les ponemos a disposición buses gratis para dejarlos en la frontera con el Perú y continúen su viaje.

Cuánta estupidez, cuánta miseria de este régimen asesino. Fatuo, como él solo.

El problema del pueblo venezolano debe resolverlo el pueblo con correcta dirección de clase, no solo en contra del imperialismo yanqui, sino en contra del capitalismo burocrático y la dictadura de grandes terratenientes y grandes burgueses hoy recreada por el régimen corporativo y burocrático de Maduro.

Los problemas de los venezolanos los resuelven los venezolanos, pero sujetos del internacionalismo proletario, es responsabilidad del proletariado internacional dar todo el soporte ideológico y político porque el proletariado de Venezuela asuma, con correcta dirección ideológica, la responsabilidad de combatir a las clases dominantes, al imperialismo y así allanar el camino de la Revolución de Nueva Democracia, tránsito ininterrumpido al socialismo.

No obstante lo manifestado, si dadas las condiciones en las que el imperialismo se atreva a invadir militarmente Venezuela, es responsabilidad del proletariado internacional y los pueblos oprimidos del mundo, aunar esfuerzos por combatir al imperialismo yanqui en todos los planos, no como un acto de defensa al chavismo y a Maduro, sino como un acto de apoyo, solidaridad de clase y necesaria lucha en favor de las grandes mayorías de Venezuela quienes cargarán a cuestas con la responsabilidad de emprender una lucha directa y violenta de liberación nacional en contra del imperialismo y sus testaferros criollos.

¡QUE LA CRISIS DEL CAPITALISMO BUROCRÁTICO LA CARGUE LA GRAN BURGUESÍA Y LOS GRANDES TERRATENIENTES!

¡DESENMASCARAR EL CARÁCTER BURGUÉS Y CORPORATIVISTA DEL RÉGIMEN REFORMISTA DE MADURO!

LA MIGRACIÓN DE VENEZOLANOS ES PRODUCTO DE LA CRISIS DEL CAPITALISMO BUROCRÁTICO EN VENEZUELA Y DEL CRIMINAL BLOQUEO IMPERIALISTA

¡LA SOLUCIÓN PARA LAS MASAS EN VENEZUELA NO ESTÁ EN EMIGRAR, SINO EN LUCHAR!

lunes, 3 de septiembre de 2018

REGIMEN DE LENIN MORENO ¡ASESINO!


El 23 de agosto del 2018, en el control integrado de policía de Mascarilla, Imbabura, un joven de 23 años fue cobardemente asesinado por un miembro del Grupo de Operaciones Especiales de la policía, GOE.

En un confuso incidente suscitado después de un accidente de tránsito, un policía del GOE que se retiraba del lugar, de manera cobarde, alevosa y premeditada se dio vuelta y disparó directamente a la parte posterior de la cabeza de Andrés Padilla, quién estaba de espaldas.

Definitivamente se trató de una EJECUIÓN EXTRAJUDICIAL, en la medida que el policía estaba de servicio, uniformado, con arma de dotación policial y cumpliendo órdenes de sus mandos de dispersar a las personas que se oponían a la retención de un vehículo comprometido en el accidente de tránsito.

En primera instancia, el Ministro de Interior salió a justificar la muerte del joven aduciendo que fue en “legítima defensa” y qué, además, el fallecido era un delincuente.

Cuánta infamia de este miserable y del régimen que representa. Cuánta infamia y cobardía de la policía, valiente con jóvenes desarmados y gallinas el rato de confrontar al pueblo organizado y armado a lo largo de la frontera con Colombia.

Andrés Padilla era un joven deportista, jugó fútbol profesional en un equipo de segunda categoría; como la mayoría de jóvenes afro descendientes del Valle del Chota, el deporte y particularmente el fútbol es la única alternativa de vida para medio argumentar la vida en medio de tantas limitaciones y miseria.
Este hecho no es aislado, responde a la política de militarización de las provincias del norte del país; a la presencia de militares y policías que tratan de desenredar el “nudo gordiano” que se ha convertido la organización y alcances de lucha que presentan los campesinos pobres del Carchi, Imbabura y Esmeraldas. Representa a la nueva directriz y estrategia que implementan los EEUU en la región so pretexto de lucha en contra del terrorismo y el narcotráfico.

La mutación del régimen que de burgués burócrata devino en burgués comprador, le ha añadido toda esa acción violenta, policíaca, punitiva, represiva y violentadora de los más elementales derechos del pueblo.

La respuesta de la comunidad afro descendiente a este asesinato -particularmente del Juncal-, ha sido determinante. Aplicando nuevos criterios de lucha, ha sabido infringir duras respuestas al viejo estado, y no hay duda que las acciones de este pueblo valiente y digno pondrán de rodillas al Estado burgués-terrateniente hasta que se haga justicia y el Ministro del Interior pida disculpas por las falsas acusaciones que lesionan la memoria del compañero Andrés Padilla.

No bastará la respuesta de masas en las calles, en la carretera, tampoco la brega jurídica porque se condene al cobarde asesino con el máximo de la ley; que el viejo estado responda por un crimen de estado, sino que además, no habrá perdón ni olvido para los verdugos del pueblo, ya que sólo éste está en capacidad de castigar a quienes lo reprimen, asesinan y persiguen.


¡NI PERDÓN NI OLVIDO PARA LOS ASESINOS DEL PUEBLO!

¡POLICÍA NACIONAL: ÁGUILAS PARA COMBATIR Y REPRIMIR AL PUEBLO DESARMADO; GALLINAS PARA COMBATIR AL PUEBLO EN ARMAS!

¡LENIN MORENO, PERRO ASESINO DEL PUEBLO!

jueves, 23 de agosto de 2018

Septiembre 2018 LA CRISIS DEL CAPITALISMO BUROCRÁTICO EN CIFRAS Y LAS MEDIDAS ECONÓMICAS DEL RÉGIMEN DE MORENO



El pueblo del Ecuador vive un momento extremadamente difícil, complejo, que no tiene visos de solución y que, por el contrario, la crisis se avizora de manera más dramática.

Mientras el régimen de Moreno, la izquierda boba, revisionista y oportunista; los sectores más retardatarios del país siguen levantando cortinas de humo con la corrupción del régimen de Correa, la violencia en la frontera norte, el caso Assange, las mismas cifras oficiales dan cuenta de la crítica situación por la que atraviesan las masas, el común de los ecuatorianos.

6 de cada 10 ecuatorianos no tienen trabajo, o, si lo tienen, es parcial, con salarios por debajo del básico.

Estudios calificados de la Facultad de Economía de la Universidad Central reportan algunos indicadores a ser considerados como referenciales.

A nivel nacional, el número de personas por debajo de la línea de pobreza (cuyo ingreso familiar per cápita mensual, a la fecha, estuvo por debajo de los $84.72) aumentó al 24.5% y el de aquellas por debajo de la de la pobreza extrema o indigencia (con ingresos por debajo de los $47.74) aumentó al 9%.

Alrededor de 504 mil personas adicionales pasaron a la condición de pobreza y, de ellas, unas 185 mil más a la de pobreza extrema en solo el primer semestre de este año.

En el mismo semestre, las cifras de “empleo adecuado” (empleados) se redujeron en 9.2%, una severa caída de más de 300 mil personas que explica gran parte del súbito aumento de la pobreza. No obstante, las tasas de desempleo y subempleo bajan y las de Población Económicamente Inactiva se mantienen virtualmente estables. El llamado “trabajo informal” pasa del 44.1 al 47.5%, lo que puede ser la contraparte de la caída del empleo adecuado. A nivel exclusivamente urbano, se aprecia una desmejora algo más explícita con una tasa de empleo bruto que pasa del 62 al 59.9%, una de participación bruta que baja de 65.9 a 63.2%.

Mientras tanto, Moreno, después de haber consolidado posiciones o relaciones estratégicas con el imperialismo yanqui, de retomar con más bríos los fueros del FMI, persiste en la exploración minera a gran escala en las provincias de Imbabura, Carchi y Esmeraldas.

Precisamente en Carchi-Esmeraldas, donde se supone hay control militar ante la presencia de la disidencia de las FARC (terrorista, dicen), donde se decretó el estado de excepción, se limitan las garantías constitucionales, se restringe el paso a personas no habituales en la zona; se controla el micro comercio, el uso de celulares, etc., “se sugiere”, además, que las personas, visitantes y campesinos, no transiten ante el aparente peligro de ser secuestradas. Es decir, mientras esto pasa, las avanzadas de exploración minera de las transnacionales hacen “su agosto”.

En los inmensos bosques selváticos que están al filo de la frontera, cualquier campesino de la región, al transitar por esas montañas, se puede topar con osos de anteojos, pumas, venado de campo, nutrias y con mucha regularidad con equipos de trabajo de la minera GOLD & SUN que están en la etapa de exploración y recolección de muestras. Es decir, hay todo, menos violencia guerrillera, secuestros, presencia de elementos armados, etc.

Hay inseguridad para el campesinado pobre, pero hay la absoluta libertad y seguridad para las grandes empresas mineras. Ese es el trasfondo del todo el sainete montado en las provincias de Esmeraldas, Imbabura, Carchi y Sucumbíos.
La presencia de estas transnacionales de la minería, no solo que apuntalan el programa económico del régimen, sino que propenden la destrucción de bosques, ríos, etc., sino que desestructuran la unidad de los campesinos ya que los ha llevado a una confrontación que en cualquier momento adquiere características violentas.

Un campesino a lo largo de estas provincias, gana un” diario” que oscila entre 10-12 dólares, mientras que las mineras pagan 25 dólares por día a quienes les sirven de guías, carga, etc. Obviamente dadas las circunstancias, la oferta de mano de obra a las trasnacionales se acrecienta; pocos son los escogidos, y aquellos que no pueden “colocarse”, siguen lidiando con el diario (cuando hay obviamente ya que la contratación no es regular, depende de las etapas de desmonte, siembra o cosecha) y con él de sus serias limitaciones económicos que devienen en sociales.

Hoy, el gobierno entreguista de Moreno, sujeto de la línea política de la NATO para contrarrestar conflictos internos, (guerra irregular, le llaman), prevé la necesidad de legitimar al régimen y a sus fuerzas armas. Y eso es precisamente lo que están tratando de hacer para ganar lo que esa organización militar del imperialismo llama la “línea base”, que es dónde se supone se mueven los grupos “irregulares”.

La participación de las universidades, gobiernos locales, empresas, y desde luego, el aparato público, es masiva, no obstante, opera sobre los elementos subjetivos de la economía y de la política, en esa medida nada, absolutamente nada de lo que hagan podrá revertir una situación o espíritu de rebeldía que se va fortaleciendo al interior del campesinado pobre que cada vez más se muestra rebelde, combativo y que desesperadamente busca nuevas formas de organización que canalicen sus reivindicaciones, su lucha y sus propósitos estratégicos.

Hoy, el gobierno entreguista de Moreno quiere pegar con babas las profundas contradicciones antagónicas que hay en el país, particularmente en la frontera norte; no entiende que el problema es estructural, que descansa en la naturaleza del Estado, del capitalismo burocrático, de la presencia imperialista en el país, de nuestra condición semifeudal y semicolonia, y las contradicciones que genera esto último, solo pueden ser dirimidas con guerra popular, lo demás, salvas de humo.

LAS MEDIDAS ECONÓMICAS, CARGA PARA EL PUEBLO

Nada nuevo bajo el sol. El fundamento es el mismo, que las masas sean las que carguen con la crisis del viejo Estado.

Incremento en precio de combustible (gasolina súper).  De 2, 26 a 2,98 dólares. Al respecto torpemente y de manera reduccionista el régimen sostiene que esta medida afecta sólo a consumidores que tienen vehículos de alta gama, sin tomar en cuenta que quienes acceden a este combustible van a mudar al uso de gasolina extra, que también es subvencionada y cuyo volumen de consumo/venta se va a incrementar, y con esto, el gasto estatal. Pero ese es un aspecto extremadamente subjetivo, el tema pasa porque el precio del combustible, sea el que sea, siempre define el precio de la energía y todo el costo marginal; es decir, al incrementar los precios de los combustibles golpea de forma directa la relación ingresos-gastos de los sectores populares con excepción de la gran burguesía a quienes, la medida, no les es representativa bajo ningún punto de vista.

Vuelve sobre las medidas fondomenetaristas, le llaman “achicar el tamaño del estado; ya lo hizo el burgués comprador Sixto Durán Ballén entre 1992-1994; se eliminan 7 ministerios y otras dependencias. Venta de vehículos del sector público, restringir pago de celulares y movilización de burócratas e incrementar créditos para emprendimiento. 

Objetivamente, las medidas no aportan de manera significativa para confrontar el déficit fiscal. Muy difícil que el gobierno pueda reunir 1.600 millones de dólares con esta medida. Conmutar los intereses en mora de las grandes empresas privadas, fortalecer el régimen impositivo directo e indirecto; incremento de deuda con la banca mundial y, en particular, con el FMI, es el verdadero centro de gravedad del programa económico de un régimen que no hizo mucho esfuerzo de migrar de burócrata a burgués comprador.

¡FUERA MINERAS TRANSNACIONALES EN LA FRONTERA NORTE!

¡GRINGOS, GO HOME!

¡A CONFRONTAR AL RÉGIMEN ENTREGUISTA EN LAS CALLES!

¡NO A LAS MEDIDAS ECONÓMICAS PORQUE SIEMPRE DESCANSAN SOBRE LOS HOMBROS DE LAS MASAS!

¡NO A LAS MEDIDAS FONDOMONETARISTAS DEL RÉGIMEN ENTREGUISTA DE MORENO!