domingo, 5 de octubre de 2014

UNIDAD POPULAR: LA MONA POR MÁS QUE SE VISTA DE SEDA, MONA QUEDA.


Ante la aparente “reorganización de la derecha”, el régimen fascista propone un nuevo reordenamiento de las fuerzas progresista y de izquierda, vehículos que se suponen  permitirá “conquistar la segunda y definitiva independencia”. Claro, hay que entender que a esta convocatoria asiste gran parte del revisionismo (PCE),  del oportunismo manifiesto en algunas organizaciones indígena-campesinas y otras agrupaciones populares sujetas del clientelismo.

Por otro lado, el revisionismo que ha sido defenestrado políticamente por parte del actual régimen y que por ahora ya no son sujetos electorales (MPD) arrecia nuevamente con un nuevo nombre UNIDAD POPULAR, pero con la misma estructura e ideario político servil a los intereses de la democracia burgués-terrateniente y consiguientemente del imperialismo.

Hay un viejo adagio que dice: la mona por más que se vista de seda, mona queda. Es precisamente lo que pasa con el MPD. El cambio de nombre no busca reformular sus mecanismos de lucha, sus propósitos, por el contrario, pretende ser una respuesta emergente a las contradicciones circunstanciales que tiene con el régimen de turno, pues volverá sobre los fueros burocráticos, las elecciones burguesas, a traficar con los intereses, necesidades y luchas de las masas, pero sobre todo, serán (al igual que el revisionismo pro gobierno) el principal impedimento para que desatar la revolución de nuevo tipo.

La historia de la lucha de clases y en ella, la lucha en contra del revisionismo nos ha enseñado que el revisionismo jamás ha podido emerger de sus crisis, de su bancarrota, sin contar con la ayuda o el apoyo de la reacción. Esta ayuda le viene desde distintos lados, uno de ellos es el “juego democrático” que viabiliza la posibilidad de tan solo cambiar la razón social para seguir siendo el mismo reducto del revisionismo más lacerante en filas de la clase y de la organización popular. Y claro, la otra ayuda por ahora de la burguesía compradora que ve en esta “izquierda” tontos útiles a su oposición gubernamental.

Proletariado y pueblo del Ecuador ¡ALERTAS!,  no hay que dejarse confundir, la UNIDAD de los sectores progresistas y de izquierda a la que convoca el régimen fascista es un entrampamiento para seguir haciéndonos creer que la reforma que vivimos ahora es una revolución. ¡PATRAÑAS!, no pasa de ser sino la urgente restauración del capitalismo burocrático que vive la mayor crisis de su historia.

Proletariado y pueblo del Ecuador ¡ALERTAS! La UNIDAD POPULAR, no es otra cosa que el revisionismo con otro nombre, es la misma unidad de aquellos que trafican con tus luchas con otro ropaje. Son los mismos que han colaborado con regímenes reaccionarios como el de Lucio Gutiérrez. Son los mismos que ayudaron a levantar el actual proyecto fascista de Alianza País pero que fueron dejados de lado en el reparto de la troncha y hoy juegan a ser oposición.
El proletariado y el pueblo deben generar sus propias organizaciones, ajenas total y absolutamente a cualquier vía que nos mantenga en el camino burocrático, que es el camino burgués-terrateniente, el de las elecciones burguesas, el del constitucionalismo burgués-terrateniente.

INDEPENDENCIA DE CLASE y propias formas de lucha. Es lo que hay que fomentar, generar, desarrollar y sostener, sin ese elemento manifiesto en la ideología del proletariado, hoy marxismo-leninismo-maoísmo, nada avanzaremos, por el contrario, seguiremos creando las condiciones para que “muertos vivientes” como el MPD, el PCE, socialistas, troskistas, anarquistas sigan engañando y dispersando a la clase y a las masas.


miércoles, 24 de septiembre de 2014

ORGANIZAR Y POTENCIAR LA CRECIENTE PROTESTA POPULAR


La movilización de trabajadores realizada el 17 de septiembre nos ha dejado algunas lecciones que requieren ser analizadas de manera oportuna.

Si bien es cierto la convocatoria a la marcha fue realizada por el revisionismo, las masas asistieron en gran cantidad en respuesta no necesariamente a sus direcciones políticas (revisionistas) sino a esa impostergable necesidad de  contraponer sus intereses de clase a las políticas represivas, impositivas y fascistas del régimen de Correa.

El sindicalismo consciente y direccionado por la línea correcta no podía estar ajeno a esta jornada de lucha, sobre la marcha se va evidenciando que los trabajadores explotados poco a poco van perdiendo el miedo, rompen con la censura impuesta por el régimen y la intención de lucha crece de manera vertiginosa desarmando la estrategia represiva de Alianza País.

Ya no tiene cabida la burda amenaza del fascista que pertrechado de un Código Penal draconiano, un aparato represivo muy numeroso y agresivo, represor y el apoyo de las ratas revisionistas que conforman su séquito, no pudieron contrarrestar la movilización popular que progresivamente fue radicalizando su accionar hasta contar con el importante y siempre decidido apoyo de los estudiantes que elevaron los niveles de combatividad, relegando el clamor de ese otro revisionismo y oportunismo que enquistado en la marcha pretendía no una jornada de lucha, sino un despropósito alineado con el pacifismo conciliador.

Se está perdiendo el miedo al aparataje legal y represivo del régimen. Eso es lo importante. Las masas van rebasando  a las direcciones revisionistas de sus sindicatos, eso es fundamental.

Es importante la activa participación del Frente de Defensa de Luchas del Pueblo con un alto grado de combatividad y convocando a fortalecer UNA LÍNEA CLASISTA EN EL MOVIMIENTO OBRERO EN EL ECUADOR.

Producto de la marcha hay aproximadamente 150 detenidos y medio centenar de heridos, golpeados y contusos entre las masas. Del lado de la represión reportan aproximadamente 40 policías golpeados  y entre ellos un herido de importancia.

Medio centenar de estudiantes están siendo procesados jurídicamente y todos serán separados de sus colegios conforme lo establecen las nuevas regulaciones legales. El fascista pretende jóvenes estudiantes sumisos,  pasivos, pusilánimes. El fascista sueña con un proletariado pasivo, medroso, tiene certeza del papel que está cumpliendo el revisionismo al interior de la organización sindical y su capacidad de desmovilización. Sueña despierto, ni jóvenes ni los trabajadores consientes están prestos a claudicar en sus propósitos.

Pero ese es un aspecto de la jornada, hay otro,  el del régimen.

Fiel a la estrategia imperialista reproducen –sobre los hechos- su estrategia de contraponer masas contra masas y con ese propósito organizaron la contramarcha.

Ratas miserables del PCE cabezón, organizaciones indígena-campesinas estabuladas por el oportunismo, otros dirigentes y movimientos del revisionismo y del oportunismo se prestaron para cerrar la  pinza  que delineaba la  emboscada del gobierno a los manifestantes.

Si la policía se encargó de reprimir violentamente a las masas, de operar políticamente en términos violentos, cruentos, fueron el revisionismo y el oportunismo el que pretendió dar el golpe político desde la perspectiva de la condena a la marcha, de apoyo al régimen corporativista, de querer mostrar masas contentas con la reforma burocrática, etc.

Estas mesnadas se movilizaron, gritaban consignas, arengaban por la defensa de su mamotreto de revolución del siglo XXI, condenaban la movilización de los trabajadores y posteriormente montaron tarima con cantantes y bailarinas, estaban en su fiesta, su jolgorio, la danza de las hienas.

Que el fascista se haya desbocado una vez más en contra de las masas es entendible, está ahí, su régimen es eso, represor, responde a la burguesía burocrática y la necesidad de revitalizar el capitalismo burocrático. Que el revisionismo colaborador del gobierno monte su payasada, subestime y agreda a las masas también es entendible, pues desnuda de manera palmaria su rol como principal aliado del imperialismo y de la reacción, pero que no se equivoquen porque no vamos a olvidar, no vamos a dejar que en el tiempo se diluya su traición y rastrero comportamiento, tendrán que rendirle cuentas a la clase y al pueblo. ¡Que no duden de eso!

Y desde luego, el revisionismo que hoy milita en la oposición, no es diferente. Una vez más se monta en las masas, se empodera de sus luchas, de sus reivindicaciones, y no precisamente porque  le importe organizar el descontento popular, sino porque encuentra en la movilización de los trabajadores y pueblo oprimido, la tribuna para levantar su discurso conciliador, constitucionalista, oportunista. Igual, también hay que barrerlo, hay que IMPONER el sindicalismo de clase, el que brega por dotarle al proletariado independencia de clase y con ella de propósitos, de programa, de formas de luchas.

Hay que organizar la creciente protesta popular, sin  apoyarse en el revisionismo, porque al hacerlo no estamos apoyando en su ideología y nos convertimos de manera activa en su aliado. Hay que organizar a las masas con instrumentos que tengan sello de clase, donde el proletariado sea el mando, donde las masas organizadas sean complemento de aquello que se ve venir: ¡LA REBELIÓN POPULAR!

¡A DESARROLLAR LA CRECIENTE PROTESTA POPULAR!
¡LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!
LIBERTAD A LOS LUCHADORES POPULARES DETENIDOS POR EL RÉGIMEN FASCISTA DE ALIANZA PAÍS


¡SERVIR AL PUEBLO DE TODO CORAZÓN!

sábado, 26 de julio de 2014

EL SINDICALISMO DEL PAÍS EN MANOS DEL RÉGIMEN Y DEL REVISIONISMO


El 17 de julio se llevó a cabo la marcha nacional organizada por la CEDOCUT en contra de las pretensiones fascistas del régimen de imponer a los trabajadores explotados del país un Código de relaciones laborales afable a los intereses de la patronal y realizar la enmienda constitucional que aniquila de plano el sindicalismo público.

No obstante haber participado en la marcha expresiones del sindicalismo clasista dirigido por el Frente de Defensa de las Luchas del Pueblo, lamentablemente debemos reconocer cuánta incidencia tiene en la actualidad la presencia de  la dirección revisionista en las centrales de trabajadores y desde luego, cierto “temor” del movimiento sindical ante las ínfulas represivas y criminalizadoras del régimen. Y no solo eso, sino la infantil manera cómo los dirigentes revisionistas del sindicalismo caen en la emboscada que tiende a los trabajadores el gobierno con el Código de Relaciones Laborales.

Mientras las centrales de trabajadores direccionan su plataforma de lucha en contra de la ley laboral, el régimen discreto, hábil (hay que reconocer) presenta una enmienda constitucional pidiendo la supresión del inciso tercero del Art. 229 que ampara a los trabajadores estar sujetos del Código de Trabajo pasando a ser “servidores públicos,” es decir, ya no estarían coberturados por el Contrato Colectivo sino que pasarían a ser parte de la LOSEP, Ley Orgánica de Servicio Público, argumento que de un solo tajo DESAPARECERÁ LOS SINDICATOS, desarmará organizativamente a los trabajadores y obviamente tendrá la vía expedita para seguir haciendo lo que hasta aquí ha hecho, criminalizar, penalizar la organización y protesta popular dando paso así al proyecto burocrático del régimen.

Algunos cientos de trabajadores se hicieron presentes en dicha movilización, pero hay algo que resaltar un aspecto notorio: hubo más policías uniformados y de “civil” que manifestantes, evidenciando lo que hemos venido diciendo desde hace años, la criminalización del movimiento obrero-popular ha llegado a tales extremos que se ha generado cierta sensación de pre-censura en la actividad sindical que ha perdido casi por completo su capacidad de lucha. Y claro, el régimen poco a poco va dejando sin espacios de movilización a los trabajadores consumando sus objetivos de eliminar todo vestigio de oposición a la reforma burocrática del viejo estado.
Basta observar que en la marcha del 17,  tres dirigentes populares fueron arrestados por la policía y además, la movilización fue petardeada con gases lacrimógenos dispersando el  esfuerzo de los trabajadores por pronunciarse.

De antemano estas movilizaciones ya están desarmadas porque ideológicamente las utiliza el revisionismo como elemento de presión para coberturar sus oscuros propósitos que convergen en las ínfulas caudillistas de sus dirigentes y las perspectivas electoreras de los partidos oportunistas a los que representan.

Mientras no aplastemos al revisionismo, mientras no descarnemos al oportunismo de las filas de la organización de los trabajadores difícilmente podremos direccionar a las masas de obreros y demás trabajadores explotados a tener certeza en sus luchas y derrotar al régimen fascista con la movilización y lucha popular.

Hay que bregar incansablemente por imprimir una correcta línea clasista al interior del movimiento sindical del país. Hay que combatir sin tregua las pretensiones del nuevo Código de Relaciones Laborales y las protervas maniobras que emprende el Ministro Carlos Marx Carrasco y sus lacayos como Marcelo Solórzano, enquistado en el seno de la Confederación de Trabajadores el Sector Público. Hay que bregar incansablemente por no permitir que se realice la enmienda Constitucional y por el contrario luchar porque se respeten nuestras históricas conquistas, la estabilidad laboral, salario digno, etc.

En el Ecuador existen aproximadamente 4000 organizaciones sindicales, de éstas 3200 se distribuyen en el sector público y 800 en el sector privado. La enmienda constitucional reducirá la capacidad de organización de los trabajadores explotados en un 80%, por un restante 20% con poca capacidad de convocatoria y limitados espacios de movilización y lucha precisamente por la misma razón de los anteriores, estar bajo el paraguas ideológico del gobierno, del revisionismo y del oportunismo.

Está escrito y la historia nos ha demostrado que es así, si no contamos con la línea ideológica correcta no conquistaremos nada. Rescatemos al sindicalismo nacional hoy en manos del revisionismo y del oportunismo. Imprimamos línea clasista en la organización obrero-popular. Si no materializamos estos objetivos seguiremos perdiendo la iniciativa en la lucha en contra del régimen, del viejo Estado y sobre todo, dejaríamos libre el camino burocrático para que el Poder burgués-terrateniente se sostenga.

¡ABAJO EL REVISIONISMO!
¡VIVA LA LUCHA DEL MOVIMIENTO OBRERO NACIONAL!
¡VIVAN LOS MÁRTIRES CAÍDOS POR LA CONQUISTA DE NUESTROS DERECHOS Y REIVINDICACIONES!


A DERROTAR CON MOVILIZACIÓN OBRERO-POPULAR AL FASCISTA Y SU PROYECTO CORPORATIVISTA



miércoles, 11 de junio de 2014

EL MUNDIAL DE FUTBOL UN INSULTO AL PUEBLO Y A LA RAZÓN

Movimiento Femenino Popular-Ecuador


El mundial de fútbol no solo que resulta ser un verdadero insulto al pueblo brasileño que se debate entre la miseria, el hambre, la desocupación, salarios bajos, represión, explotación sino en una patología social endémica que aqueja a la mayoría de la población en el mundo.

En contraposición al movimientos de decenas de miles de millones de dólares, basta ver los conflictos que se generan por la tenencia de la tierra en el Brasil  y la brutalidad con la que reacciona el Estado de la mano de una presidenta que se decía ser una “luchadora social” y ahora una verduga de su pueblo.

El caso de Dilma Rousseff es un ejemplo patético de que si bien es cierto las mujeres jugamos un rol importante en la producción, en la sociedad, pero sobre todo en la transformación de la misma, es únicamente su carácter de clase, su ideología la que le coloca como revolucionaria o contrarrevolucionaria.

 Dilma Rousseff es el típico caso del slogan feminista burgués que considera que la liberación de la mujer solo se da en la medida que pueda participar de los mismos espacios que el hombre sin importarle el rol que cumple en la sociedad y ante todo, el rol que cumple  ante los requerimientos que tiene la mujer explotada, oprimida, víctima no solo del machismo, sino del Estado y del imperialismo.

 Pero el tema del campeonato mundial de fútbol a iniciar estos días traspasa las fronteras del Brasil dolido, oprimido y explotado, para asentarse en nuestra sociedad en la que nos levantamos con fútbol y nos acostamos con fútbol, como una droga que distrae, sobre todo en el caso de los hombres, del rol que deben cumplir y de tareas más importantes que ver y comentar de fútbol. Y en el caso de la mujer, de ser un muestrario sexual de propagandas simplificada a un objeto del morbo.

El impacto es tan aterrador en nuestro país como en Brasil.


En los trabajos se organizan para “ver el mundial”, y esto implica gastos, utilización de recursos que no van a parar al hogar sino a las licoreras, locales transnacionales de comidas rápidas, apuestas y otros que van a mayor desmedro de las actuales condiciones de los hogares pobres. Hay para la televisión, comidas y bebidas y sin embargo nuestros hijos carecen de vestimenta, zapatos, útiles de estudio, medicina, recreación.

No contentos con eso, los grandes almacenes de electrodomésticos hacen su agosto en junio ofreciendo modernos televisores, plasmas, LCD, inclusive llegando a extremos, que una casa de electrodomésticos ofrezca LCD y si la selección pasa a octavos del mundial condonan el resto de cuotas. Muchos esperan el milagro.

Hogares donde no hay agua, alcantarillado, hoy tienen televisores de última tecnología.  La alienación opera a tales niveles que vale decir que las masas y particularmente los hombres de nuestro pueblo terminan embrutecidos por una droga que no nos permite ver por ahora que el régimen nos subió las tarifas eléctricas, que prepara una ley laboral que elimina sindicatos, favorece a la patronal, que la ley de aguas otorga al estado la discreción para concesionarla como si nosotras no supiéramos que el Estado les pertenece a unos pocos y que estatizar su discreción es lo mismo que privatizarla. Que el gobierno se sigue endeudando en el extranjero para mantener al aparato represivo intimidándonos, coartando nuestro derecho a organizarnos y a luchar por nuestras reivindicaciones.

El fútbol no nos deja ver que el régimen fascista sigue segmentando la sociedad como se lo hacía en la feudalidad en la que el indígena está para ser siervo, campesino pobre y las mujeres indígenas y campesinas para sirvientas de hacienda o de hogar de ricos. El negro para ladrón y futbolista y sus mujeres para prostitutas. El mestizo para tareas complementarias en la producción como trabajadores asalariados o burócratas de base; las mujeres para modelos, bailarinas o tecnocumbieras, y que los blancos están para gerenciar, ser empresarios y quienes gobiernen el país. Ese es el Ecuador que nos dibujan mientras nos meten fútbol, caricaturas de revolución o nos llaman compañeritos o compañeritas en las sabatinas del fascista.

El campeonato mundial de fútbol es mucho más que un insulto al pueblo brasileño, es también un insulto a nuestras precarias economías y sobre todo una camisa de fuerza que se suma a la revolución ciudadana y la reforma del estado.

No queremos a nuestros padres, esposos, compañeros, hermanos, hijos encadenados a la televisión mirando fútbol, gastando en fútbol, queremos verlos combatiendo y luchando contra este régimen fascista, queremos tenerlos junto a nuestras organizaciones bregando por mejorar la organización y su capacidad combativa.

Por el fútbol las masas terminan con amnesia,  recordemos que hace un año en el Brasil, cientos de familias pobres fueron despojadas de sus hogares de forma violenta, tal como lo documentó la prensa internacional, para favorecer la construcción de estadios. Hubo niños masacrados, trabajadores explotados y algunos murieron en el levantamiento de las obras, pero de esto casi nadie se acuerda ahora. El gobierno de Brasil, que encabeza la fascista Dilma Rousseff, realiza el mundial más caro de la historia, mientras que un tercio de la población del Brasil vive en condiciones de pobreza extrema, y esto ¿quién lo entiende?, y esto ¿quién lo asume?  Esto por esto, y más, que en los últimos  meses, miles de trabadores, estudiantes, compañeras conscientes han salido a las principales calles de Brasil para manifestar su descontento y rechazo con el Mundial y exigir mejor calidad de vida.

Las mujeres conscientes del pueblo, conjuntamente con sus familias han tomado una actitud firme, combativa y no han permitido que callen su voz y sus manifestaciones de lucha a pesar que la fascista ha respondido con más represión y persecución como si de esa manera se pudiera tapar el sol y Brasil de su miseria, de las favelas, de la mendicidad y mostrar al mundo un país que no existe.

Las mujeres luchadoras del Ecuador, comunistas, campesinas pobres, trabajadoras del hogar, vendedoras ambulantes, las mujeres sencillas pero firmes en nuestros propósitos nos solidarizamos con las masas explotadas de Brasil, con las familias de todos los obreros que murieron en la construcción de los estadios, con sus hijos, sus compañeras.

Hay que luchar por arrancar de nuestra sociedad ese nuevo opio que además de favorecer a las transnacionales de electrodomésticos, casas deportivas, televisoras y demás medios de comunicación, transnacionales de licores, cigarrillos, comidas rápidas, etc., embrutece la conciencia de nuestros compañeros y los aleja cada vez más de su responsabilidad ante sus hogares, ante su pueblo y ante la revolución.

HOY EL MUNDIAL, ¿CUÁNDO AGUA, VIVIENDA DIGNA, EDUCACIÓN PARA EL PUEBLO EN BRASIL?

NO AL OPIO DE LOS DEBILES: EL FUTBOL
LAS MUJERES DEL PUEBLO NO NOS OPONEMOS AL FUTBOL COMO DEPORTE, NOS OPONEMOS QUE LO UTILICEN PARA EMBRUTECER A LAS MASAS Y LA INDUCCIÓN A GASTOS SUPERFLUOS


NO AL FUTBOL QUE ES UTILIZADO COMO UNA CORTINA DE HUMO PARA TOMAR MEDIDAS Y DICTAR LEYES ANTI POPULARES

jueves, 1 de mayo de 2014

¡VIVA EL 1 DE MAYO, DÍA DEL TRABAJADOR EXPLOTADO PERO REBELDE!


La clase obrera en el país sigue atravesando momentos difíciles en términos de organización y capacidad de lucha. Definitivamente es el resultado del trabajo que ha venido realizando el revisionismo electorero y el oportunismo pequeño burgués durante decenas de años en filas del sindicalismo y demás organizaciones del pueblo. Desde la formación misma del Partido Socialista del Ecuador y que después diera paso a la conformación del Partido Comunista del Ecuador, éstos siempre han operado en defensa de la democracia burguesa, de sus instituciones, de los procesos electorales. Tanto ayer como hoy han sido parte de los gobiernos arrastrándose por ocupar puestos en el aparato burocrático del Estado. El fino y oculto trabajo de este revisionismo ha logrado desmontar a las organizaciones, infiltrarlas ideológicamente, volverlas reaccionarias, corruptas y sobre todo apéndices de la reacción para conjurar la revolución.

¿Pero será que los obreros consientes, firmes ideológicamente debemos permitir que esto siga sucediendo?

¿Debemos acaso permitir que la ideología burguesa siga manipulando nuestros intereses como trabajadores explotados, criminalizados y oprimidos, no solo por el gobierno y sus aliados Partido Comunista del Ecuador (cabezones), algunos sectores de los Pachakutik y otros?

¿Debemos permitir que partidos como el MPD, Pachakutik, Socialista, y otros nos sigan utilizado como “ganado electoral” y trafiquen con nuestras luchas y reivindicaciones?

¡¡NO!!. Hay que detenerlos!, hay que combatirlos!!!. Hay que depurar las filas del proletariado extirpando este cáncer pernicioso que poco a poco aniquila la organización de los trabajadores.
Los mártires de Chicago en 1886 nos enseñaron que solo con lucha podemos conquistar nuestros derechos, nuestras libertadas. Hoy 128 años después no puede ser diferente. Si no luchamos, si no nos organizamos en sindicatos y organizaciones clasistas fuertes, sólidas, con propósitos firmes, inclaudicables, no avanzaremos en nuestras pretensiones. Si no combatimos, aplastamos y derrotamos al revisionismo y oportunismo enquistado en nuestras filas, nada habremos hecho.

Celebremos el 1º de Mayo como una jornada de lucha. Hagamos del 1º de mayo un nuevo punto de partida que aglutine a los trabajadores explotados, con propósitos claros, de clase, y sobre todo decididos  a avanzar en nuestros planes de la única manera como se conquistan los derechos y las libertades; LUCHANDO.

¡VIVA EL 1º DE MAYO, DÍA DEL TRABAJADOR EXPLOTADO PERO REBELDE!
POR UN  SINDICALISMO DE CLASE: APLASTAR AL REVISIONISMO
LA UNIDAD OBRERO-CAMPESINA-POPULAR, LA ESTRATEGIA PARA CONSTRUIR LA NUEVA DEMOCRACIA