jueves, 15 de noviembre de 2012

15 DE NOVIEMBRE DE 1922

Hoy se conmemora un aniversario más de  la huelga general del 15 de noviembre de 1922 que fue brutalmente reprimida por el estado y los aparatos represivos de éste.

El 15 de noviembre de 1922 es reconocido como el bautizo de fuego de la clase obrera en el Ecuador, que a pesar de no contar para entonces con un partido comunista que organice y dirija sus propósitos, se lanzó a la calles a combatir de manera decidida al viejo estado. Este elemento es fundamental porque ya en esos años los trabajadores explotados del país tenían la certeza de que el uso de la violencia revolucionaria debía ser la principal forma de lucha, aspecto que hoy en día ha sido traicionado por al revisionismo y oportunismo de la izquierda del país cuyos objetivos y métodos no coinciden con los mártires de 1922 y mucho menos con los propósitos de los trabajadores explotados en el presente, por el contrario, se ahogan en el electoralismo, la reforma constitucional y estatal dejando de lado las históricas reivindicaciones de los obreros y sobre todo la necesidad de bregar por el Poder.

Hoy cuando un grupo de la izquierda del Ecuador representado por el traidor, revisionista y oportunista PCE (Cabezones) que apoyados por el MIR y otras organizaciones que sustentan la reforma estatal emprendida por la burguesía burocrática representada por Alianza País; cuando el Movimiento Montecristi Vive (la unidad de las izquierdas) donde MPD, Pachakutik, y otros pugnan electoralmente por ser quienes administren el viejo estado y se enquisten en su aparato burocrático, la memoria de los obreros del 15 de noviembre de 1922 fortalece la decisión del proletariado, campesinado pobre, pequeña y mediana burguesía oprimida por el imperialismo y la gran burguesía, aúnen sus esfuerzos por vigorizar una alianza de clases bajo la égida ideológica del proletariado para desatar la Guerra Popular y construir el fundamento de la Nueva Democracia, que es revolución democrática de nuevo tipo: umbral al socialismo.
Pero urge también entender que no hay construcción sin destrucción, que al propiciar la destrucción del viejo estado se  crean los vacíos de poder que deben ser reemplazados por la alianza democrática donde la clase obrera tiene rol ideológico guía, fundamental y el campesinado se convierte en la fuerza principal.

Conmemoremos el 15 de noviembre de 1922 reafirmando nuestro compromiso de clase, la alianza con campesinado pobre y demás masas explotadas y oprimidas por la brega incansable hasta dinamitar y enterrar la pretensión del imperialismo, gran burguesía y grandes terratenientes por perpetuarse en el Poder.

¡GLORIA AL PROLETARIADO DEL ECUADOR!

¡GLORIA A LA CLASE OBRERA Y SU IDEOLOGÍA!

¡GLORIA A LA ALIANZA OBRERO-CAMPESINA-POPULAR!

¡GLORIA AL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

POR LA FUTURA REPÚBLICA POPULAR DEL ECUADOR


No hay comentarios:

Publicar un comentario