martes, 21 de junio de 2016

¡VIVA EL DÍA DE LA HEROICIDAD!


¡HONOR Y GLORIA A LOS COMBATIENTES DE LA LTC!

“Quien no teme morir cortado en mil pedazos, se atreve a desmontar al emperador”

Los comunistas y pueblos del mundo conmemoramos un  aniversario más de la heroica gesta de los camaradas del  PCP en las Luminosas  Trincheras de Combate.

Desde hace 30 años, las hienas de la reacción han procurado mostrar que los hechos suscitados en  las LTC de Lurigancho, El Frontón y El Callo no representaron más allá de un “amotinamiento” de los presos políticos quienes sujetos de reivindicaciones circunstanciales confrontaron a las fuerzas dirigidas por Alán García.

De otro lado, el pútrido revisionismo de MOVADEF, después de sostener su vómito negro de que la guerra popular terminó hace ya una veintena de años, se  esmera en mostrar los combates en las LTC como “cosa del pasado”, como una “masacre” que confrontó a pusilánimes prisioneros de guerra carentes de perspectiva en el futuro, en el Poder.

Para el proletariado internacional, la hazaña de los prisioneros políticos, combatientes de las Luminosas Trincheras de Combate el 19 de junio de 1986, se constituye en uno de los símbolos emblemáticos de mayor significado y relevancia en la historia de las luchas de la clase y pueblos oprimidos del mundo.

Una acción planificada y ejecuta por los combatientes del Ejército Guerrillero Popular y del PCP en las LTC con pleno afán de desenmascarar los sueños de hiena de Alan García y del viejo estado del Perú por aniquilar a los presos políticos, solo podía ser llevada a cabo esgrimiendo una firme convicción ideológica como el marxismo-leninismo-maoísmo, Pensamiento Gonzalo.

La valentía, la generosidad en el derramamiento de sangre proletaria, el carácter indómito de quienes combatieron entonando La Internacional Comunista,  fueron el rasgo esencial que permitió sostener un  desigual combate pertrechados tan solo con armamento rudimentario pero sí de una inconmensurable moral comunista en contra de miles de efectivos de la reacción que apoyados por una fragata, helicópteros, tanquetas y en mejor disposición táctica tuvieron que hacer uso del fusilamiento para poder recuperar sus ergástulas no antes haber puesto también su cuota de sangre.

Definitivamente, combates de esta naturaleza solo pueden ser emprendidos por comunistas de nueva estirpe decididos a marcar un hito de heroicidad que aún sigue latiendo junto a la clase y el pueblo en la Guerra Popular en el Perú que cada vez más acrecienta su vorágine por destruir el viejo orden burgués-terrateniente.

El fuego purificador de la Guerra Popular que abrazó a los camaradas de las LTC en combate aún reverdece el ímpetu de los comunistas del mundo por conquistar las alturas en Turquía, la India, Filipinas y en todos los países donde la construcción y reconstitución de Partidos Comunistas que bregan por desarrollar Guerra Popular justifican y valoran la sangre de aquellos comunistas que escogieron la muerte a vivir de rodillas y mucho menos, alineados en la traición, en el camino burocrático  donde MOVADEF, -nuevo centro del revisionismo internacional- y sus aliados son los portaestandartes.

¡HONOR Y GLORIA A LOS COMBATIENTES DE LAS LUMINOSAS TRINCHERAS DE COMBATE!

¡NI PERDÓN NI OLVIDO PARA LA HIENA ALAN GARCÍA!

¡NI PERDÓN NI OLVIDO A LAS RATAS DE MOVADEF!

¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

¡VIVE PENSAMIENTO GONZALO!


¡VIVA LA GUERRA POPULAR EN EL PERÚ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario