miércoles, 21 de noviembre de 2018

15 DE NOVIEMBRE de 1922



El 15 de noviembre de 1922, conmemoramos el bautizo de fuego de la de la clase obrera en el país.

Si bien es cierto en la actualidad la organización de los trabajadores explotados, del proletariado, esta aherrojada al electoralismo, a la desmovilización orgánica y de haber sido asaltada por el revisionismo, los trabajadores consientes, aquellos que no hemos perdido la perspectiva del papel transformador que tiene la clase, nos llenamos de júbilo y optimismo, porque sobre los hechos, poco a poco le vamos ganando orillas a todas las expresiones del revisionismo y del oportunismo en el país, soportes de la ideología burguesa en filas del proletariado y del pueblo.

Desde ya se organizan grandes jornadas de lucha para salir al paso, no sólo al régimen comprador, entreguista de Moreno, sino a todo ese espurio revisionismo que hoy retoma las banderas del MPD, del hoxismo en bancarrota; del bolivarianismo burgués, de aquellos que han hecho del movimiento indígena-campesino una plataforma política para catapultar a dirigentes campesinos sujetos de compadrazgos con los banqueros y los sectores más retardatarios del país: todos, juntos, que oportunamente apuntalaron al régimen anterior de Rafael Correa y que hoy se muestran serviles y útiles a tratar de dirimir las contradicciones inter burguesas.

Las últimas movilizaciones de estudiantes reivindicando el derecho a la educación gratuita; en contra de la reducción presupuestaria a la educación, a la salud, el encarecimiento de los combustibles, el alto costo de vida, son muestras de que el escenario está cambiando.

El régimen comprador de Moreno, ha destinado tan solo 3.600 millones de dólares a la educación, lo que representa el 50% del presupuesto que establece la Constitución (6% del PIB). No diferente sucede en la salud. La reducción presupuestaria es importante, 3.062 millones, al igual que la educación, ligeramente supera el 52% de lo que establece la Ley. Sin embargo, se ha incrementado casi en un 40% el presupuesto de las FFAA. Armas, alzas salariales, mejoras para los militares. Hambre, miseria para el pueblo.

Hemos celebrado en bautizo de fuego de la clase obrera, 15 de noviembre de 1922, y lo hacemos vivificando su todopoderosa ideología, el marxismo-leninismo-maoísmo, y lo hacemos conscientes de que, en la etapa actual, no se puede hablar de la clase obrera, del proletariado, sin que tengamos que hablar del campesinado pobre, oprimido, explotado, que vive en condiciones de miseria y de una abyecta semifeudalidad. Hoy, el campesinado pobre, es revolucionario, es la fuerza motriz de la revolución de Nueva Democracia, y eso hay que tenerlo presente y claro, y será dentro del actual contexto que reivindicamos el 15 de Noviembre como el día donde se selló la primera acción decidida de obreros y masas explotadas, que proclamamos la necesidad de establecer la alianza entre obreros, campesinos pobres y masas explotadas para la levantar la gran minguería de la nueva democracia como centro que nos permita eliminar el capitalismo burocrático, la semifeudalidad y la opresión del imperialismo, fundamentalmente yanqui.

¡VIVA EL 15 DE NOVIEMBRE DE 1922!
                                 VIVA EL PROLETARIADO Y SU TODOPODEROSA IDEOLOGÍA:                                                                                             EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO

No hay comentarios:

Publicar un comentario