PUEBLO DEL ECUADOR: ¡NO VOTAR! ¡A BOICOTEAR LAS ELECCIONES!




Fiel al comportamiento de la burguesía compradora, el régimen de Lenin Moreno acaba de firmar un crédito por 10.200 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo de Reserva Latinoamericano (FLAR) y el Banco Mundial.

Las negociaciones, particularmente con el FMI, se han venido realizando desde hace 8 meses; es decir, la eliminación gradual al precio de la gasolina respondió unilateralmente a la exigencia que tiene el FMI con los países que se someten a sus designios. Ya en regímenes como el de Oswaldo Hurtado, León Febres Cordero, Rodrigo Borja, entre otros, estas negociaciones determinaron la imposición de sendas cartas de intención que implicaron aplicar medidas dramáticas, anti populares e intervencionistas como contracción en el gasto público, incremento en los derivados del petróleo; encarecimiento de las tarifas eléctricas, incremento del IVA, eliminación de aranceles para importadores, entre otras.

Hoy, muchos años después no ha sido diferente. Quizá se vuelva más dramático, porque en el pasado había la posibilidad de devaluar la monedo, hoy no, al estar dolarizados este tipo de negociación tiene mayor impacto en las masas que son quienes cargan a cuestas con esta política entreguista del régimen.

Moreno propugna estimular el turismo y el comercio, entendido el comercio como la importación de bienes y servicios, rama de la economía que obviamente está centralizada en grupos económicos del país que cuenta con firmes vínculos con la banca. Ahí entra la figura de bajar o eliminar los aranceles. Desde luego, desarrollar esta política del régimen implica emitir la carta de defunción para los pequeños y medianos industriales. La limitada gran industria que existe en el país básicamente se dedica a la producción complementaria de una industria extranjera que busca socios menores, que desde ya están condicionados, sometidos, y que definitivamente no podrán ponerse en una condición de competencia.


Pero mientras Moreno asestaba este golpe al país, se metió en la danza macabra de apoyar a Guaidó y respaldar toda la campaña imperialista por agredir a Venezuela.

Quizá este régimen sea uno de los más protervos que han tenido que confrontar las masas. ¿por qué?, porque sentó bases en el corporativismo que ejercitó la burguesía burocrática en el régimen de Correa. Porque le dejó “la mesa tendida”, y no necesariamente en términos económicos, sino en una sociedad corporativizada, con masas prácticamente atadas de las manos. En ese gobierno se desmovilizó a la clase obrera, a los campesinos pobres, a las masas en general. Nos metieron un Código Integral Penal durísimo, carcelario, punitivo, represivo, que criminalizó la organización y protesta popular; porque fortaleció organizaciones paralelas que aprendieron a manejar la estrategia de contraponer masas contra masas, como es el caso del sindicalismo, donde pusieron a una rata al frente (Oswaldo Chica) que ahora como foca del circo aplaude las medidas del régimen ante la pusilanimidad de la otra dirigencia revisionista metida más en la campaña electoral que en las medidas anti populares y anti históricas que toma el régimen de Moreno.


De igual manera, el revisionismo hace lo suyo. Aún cabalgando sobre algunas organizaciones sindicales, campesinas y populares no ha podido ni ha querido dirigir el combate frontal a este régimen hambreador ya sea porque parte de estas dirigencias está alineada con el gobierno,  como por el hecho de haber endosado todo su esfuerzo a la  campaña electoral de cara a las nuevas elecciones el domingo 24 de marzo. Ese, su verdadero objetivo.

Entre el reposicionamiento y mayor injerencia del imperialismo yanqui en nuestros países, la crisis del capitalismo burocrático, los desafueros del régimen entreguista de Moreno y la mayor bancarrota del revisionismo y del oportunismo en el país, asistimos a una nueva farsa electoral que apunta a dirimir las contradicciones Inter burguesas.

Pero también hay el otro aspecto. El de la lucha, del nuevo rumbo que va a adquiriendo el elemento consciente en los sindicatos, en el movimiento estudiantil, campesino y popular, de aquellos que con correcta dirección ideológica y política van incrementando los niveles de lucha en contra del régimen de Moreno.

La historia nos ha enseñado que de los procesos electorales solo han servido para sostener el viejo régimen democrático burgués-terrateniente, que en nada han aportado a que se impriman cambios sustanciales en la sociedad y mucho menos, que beneficie a las grandes mayorías.


Esta nueva repartija de alcaldías, concejalías, juntas parroquiales y del Consejo de Participación Ciudadana, resuelven los requerimientos del viejo Estado desde el manejo de su ordenamiento administrativo.

Al pueblo, so amenaza de que si no vota le recargan una importante multa, lo ponen a dirimir en las ánforas entre el cáncer, el SIDA u otra enfermedad más letal; ser azotados, ser garroteados o apuñalados, no hay otra definición a la manera cómo debe confrontar las masas estos escenarios electorales. Gane quien gane, el pueblo siempre pierde; ninguno de los que salgan elegidos entre los 80 mil candidatos postulados para estas elecciones, solucionará sus problemas y demandas; por el contrario, las masas tendrán que confrontar a sus nuevos verdugos con organización, movilización y lucha, y en esto hay que estar claro.

NO VOTAR Es la consigna que debe manejar el pueblo. NO VOTAR, BOICOTEAR LAS ELECCIONES, es la línea política a seguir.

Si algo hay que elegir, es la lucha, luchar, no hay otro camino. Comprender que solo con lucha conquistamos reivindicaciones, derechos y el Poder.

PUEBLO DEL ECUADOR: ¡NO VOTAR!

¡ELIGE LUCHAR, NO VOTAR!

¡A BOICOTEAR EL PROCESO ELECTORAL BURGUÉS-TERRATENIENTE!

¡A DESENMASCARAR AL REVISIONISMO Y AL OPORTUNISMO, PARÁSITOS DE LAS ELECCIONES!

Comentarios

Entradas populares de este blog

MPP: Conversaciones con la camarada Laura en las bases de las montañas vizcatan - Desarrollo de la campaña por la defensa del Presidente Gonzalo

LA MIGRACIÓN Y LA CRISIS DEL CAPITALISMO BUROCRÁTICO