LA POLÍTICA DE LOS LIMOSNEROS, ALZA SALARIAL DE 20 CENTAVOS DIARIOS (6 DÓLARES)


Como limosneros de esquina, la gran burguesía y los grandes terratenientes representados por el régimen títere, entreguista, represivo y hambreador de Lenin Moreno ha decidido, de manera unilateral, el incremento de 6 dólares al salario básico del 2020.

No hay duda de que se trata de una afrenta: 6 dólares mensuales, es decir, 20 centavos diarios, cantidad que a una familia que vive con un salario básico no le alcanza para pagar ni siquiera una tarifa de bus de transporte público. Pero más allá de eso, el salario no representa nada para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores asalariados y mucho menos, para una elemental renovación de su fuerza de trabajo; menos aun cuando el costo de la canasta básica está muy por encima de los 830 dólares.

En el Ecuador el salario básico para el 2020 será de 400 dólares. Obvio, el régimen salió al paso a justificar un alza tan irrisoria volviendo sobre la misma perorata: la crisis económica, el déficit fiscal, la corrupción del régimen anterior y otras babosadas más que no corresponden sino a una línea política del gobierno que está totalmente en contra de los trabajadores.

Pero hay más escusas, una en particular que la esgrimió el ministro de trabajo Andrés Madero: la economía nacional se vio afectada por el paro de octubre, de no haber habido el paro, “hubiera sido factible” subir el salario en USD 15 como pretendían los trabajadores”. Cuánta irracionalidad de estos miserables que a la larga, lo que hacen es castigar a los trabajadores por haberse levantado en la justa rebelión de octubre!!

Y los empresarios consideran que el alza es excesiva,  que el alza va más allá de la propuesta que ellos hicieron al Consejo Nacional de Trabajo y Salarios, que inicialmente fue de 1 (un) dólar, para terminar argumentando que no podía ser más de 3,30 dólares, considerando una inflación proyectada del 0.84%. Es decir, bajo la lógica del régimen y de los empresarios, debemos agradecerles porque terminaron haciendo una elevación salarial casi del 100% al que se tenía previsto.

Al unísono, tanto el régimen como los empresarios, han salido a los medios de prensa burgueses a cacarear que el salario básico del país está muy por encima que el de Colombia, Perú y otros países de Latinoamérica. Lo que no dicen estas ratas es que en Colombia, Perú y demás países de Latinoamérica no se compra en dólares, no se paga el transporte, combustible, comestibles, salud, educación, servicios,  vivienda en dólares y que si bien es cierto, suena como interesante 400 dólares ante los colombianos que ganan aproximadamente un básico de 280 dólares, la capacidad adquisitiva que tiene el salario básico en el Ecuador está muy por debajo de la capacidad adquisitiva del salario básico de Colombia, por lo tanto el salario real en el Ecuador está por debajo al  de Colombia y al del promedio de América del Sur.

Y las centrales sindicales como siempre, tibias, incapaces de reaccionar. El salario básico de un país refleja el grado o nivel de explotación al que están siendo sometidos los obreros; la desfachatez de los empresarios, del régimen, las condiciones de vida de los trabajadores, pero sobre todo, refleja el nivel de organización de éstos. A mayor organización de los sindicatos y demás organizaciones de los trabajadores, mayor el salario básico. La dispersión del movimiento obrero, la presencia en sus direcciones de revisionistas y oportunistas se expresa en salarios de miseria; como es el caso, en  incrementos limosneros que tienden a pauperizar más aún las condiciones de vida de las masas.

Aproximadamente el 69% de los trabajadores ecuatorianos ganan hasta un salario básico al mes. Es decir, 394 dólares o menos. (Hay trabajadores que ganan por debajo de los 200 dólares; no se diga los inmigrantes que ganan entre 150-180 dólares al mes). Cerca de 2 millones de ecuatorianos viven con un dólar al día, sobre todo en el campo; y sin embargo, la gran burguesía se dio modos para legalizar la precarización del trabajo bajo la figuras de contratación de servicios profesionales, de esta manera, los empresarios pagan a sus trabajadores estipendios menores al salario básico y con un agravante, que esta figura de contratación no considera sobresueldos, vacaciones, seguridad social, estabilidad laboral, absolutamente nada sino el pago acordado en el contrato.

Pero el golpe del régimen coludido a los empresarios y grandes terratenientes no viene solo. Aún está pendiente las reformas laborales de contratación por horas; no pago de indemnización por despidos, incremento a aportaciones a la seguridad social (IESS) por parte de los trabajadores, incremento al número de años de trabajo para poder obtener la jubilación y otras afrentes más a los trabajadores, a los hacedores de la riqueza que disfruta la gran burguesía y los grandes terratenientes.

Vamos a preparar una gran movilización de los trabajadores a exigir un incremento salarial que esté acorde al costo de la canasta básica. Vamos a manifestarnos en las calles y a conquistar en ellas aquello que el régimen y, los empresarios nos niegan contundentemente, un salario que nos permita por lo menos renovar cotidianamente nuestra fuerza de trabajo.

¡NO AL ALZA MISERABLE DEL SALARIO BÁSICO!

¡POR UN SALARIO BÁSICO QUE PERMITA REPRODUCIR LA FUERZA DE TRABAJO DE LOS OBREROS Y CAMPESINOS!

¡NO A LA PRECARIZACIÓN DEL TRABAJO!

¡A CONQUISTAR EN LAS CALLES EL DERECHO A UN SALARIO JUSTO!


Comentarios

Entradas populares de este blog

LASSO, DECLARA GUERRA CONTRA EL PUEBLO

¡CUIDAR LA SALUD Y VIDA DEL PRESIDENTE GONZALO!

PRESIDENTE GONZALO: ¡HONOR Y GLORIA ETERNA!