LOS TRABAJADORES DE LA SALUD ¡SIRVIENDO AL PUEBLO DE TODO CORAZÓN!



Hoy, la burguesía compradora y burocrática; oportunistas y revisionistas gritan al mundo que los médicos y trabajadores de la salud “son unos héroes”.

El régimen entreguista y represivo de Moreno hace lo mismo; sin embargo, al parecer el régimen tiene amnesia o es sinvergüenza. Nos quedamos con lo segundo.

Hace pocos meses, en octubre del año pasado, Moreno y su káiser, la ministra del interior María Paula Romo ordenaron se bombardee indiscriminadamente hospitales; los aparatos represivos incursionaron violentamente con armas de fuego, gas, caballería, blindados, personal militar y policial armado  a áreas de salud que atendían a manifestantes agredidos y heridos por la represión. Que quienes atendían a esos heridos eran justamente estudiantes de medicina, enfermería, médicos y trabajadores de la salud a quienes hoy quieren mostrarlo como “héroes”.

A este régimen miserable “se le olvida” que muchísimos dirigentes de la salud aún están con juicios por paralización de servicios básicos, rebelión, terrorismo y otras cosas más. De hecho, Joaquín Chaluisa, dirigente de la OSUNTRAMSA sigue siendo un  perseguido político con  dos causas penales en su contra.  
                                                                                    
El régimen “se olvida, que dejó en la calles a cerca de 2 mil trabajadores de la salud que fueron separados de su trabajo. Igual suerte corrieron miles de médicos de los distintos servicios del sistema de salud nacional, sin embargo hoy, son héroes.       
                                         
No nos dejemos engañar por el régimen. En las actuales circunstancias los trabajadores de la salud hacen lo que han venido haciendo durante todos estos años. Atendiendo sin insumos médicos, sin uniformes, protección, en medio de inestabilidad laboral, muchos de ellos contratados vía tercerización. Bajos sueldos. Horarias extensos y extenuantes; sin protocolos adecuados de seguridad que les permita realizar su trabajo sin que tengan que someterse al peligro del contagio.

A la fecha cerca de 30 miembros del sistema de salud del país están contagiados de coronavirus. Y no es que se contaminaron por que sean héroes, sino por la irresponsabilidad e inacción del gobierno. Es más, no olvidar las palabras de Otto  Sonnenholzner quién señaló que trabajan y se comprometen con el país o se les sancionará inclusive con la imposibilidad de que vuelvan a ejercer la carrera de medicina. Es más, en la actualidad los directores de los hospitales y centros médicos amenazan permanentemente a los trabajadores de la salud que si no se someten a los horarios y exigencias laborales van a ser despedidos. No se diga de aquellos como los encargados de la limpieza hospitalaria, trabajadores tercerizados quienes laboran en condiciones de mucha vulnerabilidad.

Fácil sentencia de un candidato y gobierno que está utilizando la crisis de salud como plataforma electorera.

Si el régimen se “compadece” del sistema de salud pública, que reintegre inmediatamente a todos los médicos y trabajadores de la salud que ha venido despidiendo en su ejercicio gubernamental. Que establezca políticas de seguridad y estabilidad laboral; que suspenda el gasto en armamento, pago de la deuda externa e invierta en los hospitales y la mejora salarial de los que hoy califica como héroes.

Los trabajadores de la salud hacen su trabajo por vocación, por solidaridad; porque sirven al pueblo de todo corazón, pero también lo hacen porque son precisamente eso, TRABAJADORES que se merecen respeto como todo trabajador del campo y la ciudad; seguridad para realizar su trabajo, un salario justo y estabilidad laboral. No nos vengan con eso de héroes porque son eufemismos que pretenden que su trabajo sea llevado más allá de sus responsabilidades para justificar la sobreexplotación a la que están siendo sometidos actualmente por el estado. Es más, no podemos soslayar el hecho de que las últimas medidas del régimen impone un “aporte” del 4 y 8% del salario a los trabajadores del sector público donde gran porcentaje son exactamente éstos a los que por un lado reprime, le quita su salario y explota y que por otro se llena la boca felicitando y declarándolos como “héroes”.


¡SERVIR AL PUEBLO DE TODO CORAZÓN!

NO SOMOS HÉROES, SOMOS TRABAJADORES SOMETIDOS POR UN ESTADO REPRESOR, EXPLOTADOR E INFEFICIENTE.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LASSO, DECLARA GUERRA CONTRA EL PUEBLO

¡CUIDAR LA SALUD Y VIDA DEL PRESIDENTE GONZALO!

PRESIDENTE GONZALO: ¡HONOR Y GLORIA ETERNA!