¡A FONDO Y HASTA EL TOPE, HASTA QUE DESTITUYAMOS AL FASCISTA!


El Frente de Defensa de las Luchas del Pueblo plegó a la convocatoria de la CONAIE de adelantar una campaña de movilizaciones indefinidas en contra del régimen de Lasso.

Sumarnos a esta gran jornada de lucha de ninguna manera significa plegar a un proyecto político que tenga trasfondo electoral, y peor aún, avalar el espurio comportamiento político de Pachakutik, brazo de la CONAIE

Poco a poco decenas de organizaciones sindicales, campesinas y populares se han ido sumando a un levantamiento que minuto a minuto cobra fuerza y que sin lugar a dudas no se detendrá hasta conquistar el pliego de peticiones expuesto en la Agenda de Lucha Nacional y la revocatoria del mandato presidencial.

La respuesta del gobierno y del Estado ha sido represiva, dura, y no podía ser de otra manera. La captura de hombres y mujeres del pueblo; la brutal agresión a los manifestantes, la permanente amenaza del “uso progresivo de la fuerza”, entendida, en la práctica, al uso letal de armas de fuego, la total militarización del país como si se tratase de una guerra nacional y, por último, la captura de Leónidas Iza, dan cuenta de las intenciones que tiene el régimen de sostenerse en el gobierno a cualquier precio, de hecho, asumiendo comportamientos fascistas.

Es importante señalar que previa a la convocatoria a la movilización emitida por la Conaie, la policía capturó y encarceló a un grupo de jóvenes acusándolos de terrorismo y actividades subversivas, pero más allá de eso, con la complicidad de Pachakutik, correístas y demás parásitos de la Asamblea, se aprobó el uso progresivo de la fuerza, herramienta legal que  clamaban a viva voz los miembros de la represión y que sin miramiento alguno están dispuestos a aplicarla actualmente en el curso de las movilizaciones. Es decir, ya existía un plan plenamente definido de persecución y neutralización de activistas políticos como antesala a la actual campaña represiva.

Lasso ha señalado que no necesita de la Asamblea Nacional para gobernar; viene desarrollando una campaña populista para medio ganar adeptos entre la golpeada ciudadanía, ha involucrado en asuntos de seguridad interna a EEUU e Israel cediendo, más aún, la soberanía nacional, por último, se apoya en la represión para tratar de detentar el gobierno y un proyecto político que apunta a reactivar el capitalismo burocrático desde los intereses de la burguesía compradora, de los grandes empresarios, banqueros, terratenientes e importadores.

La captura de Iza ha encabritado más a las masas, ha atizado la movilización popular. Su liberación no es una dádiva del gobierno, por el contrario, es un triunfo de las masas que entendieron que, desbocando el esfuerzo, la lucha, no solo se iba a conseguir que otorguen la libertad del dirigente de la CONAIE, sino que la posibilidad de ir hasta la conquista de los objetivos trazados es una posibilidad que está ahí, en la capacidad de movilizarse y luchar.

Ya salieron los ganapanes de Lasso ha declarar que atrás de la convocatoria y las movilizaciones está el narcotráfico, el terrorismo, de hecho, el financiamiento de la brega popular es oscuro y “que está siendo investigado”. Es lo que tienen, es el argumento sobre el que quieren justificar el levantamiento popular. ¡miserables! Hablan desde su catadura, desde su cosmovisión, de sus fueros delincuenciales, siempre ligados precisamente a lo que nos endosan, el narcotráfico y la corrupción

Ya no hay vuelta atrás, esta movilización debe ir a fondo y hasta el tope, sin miramientos, debemos botar al banquero del gobierno, debemos neutralizar el plan del imperialismo de profundizar la semicoloniedad de nuestro país, debemos sellar con lucha no solo los propósitos de la reacción, sino la voracidad discriminadora y racista de la gran burguesía que con groseras ínfulas vomitan su rancia feudal.

La policía y las FFAA están potenciadas, no para luchar en contra de la delincuencia organizada, grupos nutridos de policías y militares en servicio activo y pasivo, no, ahí son cobardes, corren, bajan las armas y levantan las armas, pero si se han envalentonado con jóvenes estudiantes del Colegio nacional Mejía, con hijos e hijas del pueblo que no pueden ni quieren seguir viviendo en la zozobra, en el desempleo, sin medicinas, con un sistema de salud pública anémico, sin poder ingresar a la universidad, en medio de una brutal violencia que ha sido funcional para los intereses del estado y del gobierno.

La estrategia, además de “soltar” a las hienas de la reacción, ha sido tratar de aherrojar las movilizaciones en la figura de Iza, de la Conaie, y en otros casos, en la “mano conspiradora de los correístas”.

Hoy, y aquí no hay nada de eso, si bien es cierto, la Conaie marcó la pauta para convocar a esta gran movilización, ha tenido el acierto de acercarse y converger con otros sectores populares y sindicales que han plegado de manera decidida, activa y combativa. Esta es una lucha de las masas, de aquellas que han sabido superponerse a la voluntad de la dirigencia oportunista de organizaciones como el FUT, CUT, CTE y otras; es una brega del pueblo que debe ser conducido ideológicamente por el camino correcto para que el levantamiento, la rebelión, sirva como un ejercicio de Poder de cara a la ya inevitable necesidad de dar paso a la guerra popular y la Nueva Democracia.

La clase y el pueblo no olvidará a los traidores, a los vendeobreros, a los miserables que lo subordinan todo a sus cálculos políticos, electorales, a los que trafican con las luchas de las masas oprimidas; tampoco olvidará a sus verdugos, tarde o temprano tendrán que rendir cuentas o vivir en el permanente exilio.

Esta no es una reedición de octubre (2019), las características de este levantamiento son disímiles. El viejo Estado burocrático-terrateniente la aborda de una manera diferente, sacó lección de cómo fueron humillados, aplastados, derrotados en esa rebelión; y las masas lo saben, y entendemos que las características que debemos imprimir a esta brega son también de otro corte: de desgaste, de debilitamiento al aparato productivo, de estrangulamiento de las grandes ciudades desde el campo, de deterioro político del gobierno y sus aparatos represivos, hoy más antipopulares que nunca, de aislamiento a los oportunistas hasta asestar el golpe final.

No debemos vamos a desistir en esta jornada; la reacción no podrá infundir temor capturando o apresando más dirigentes o manifestantes. De nada les sirve sus carros de combate, sus armas, después de todo son cobardes, rastreros, los hemos visto correr con los delincuentes a la espalda, con las masas será igual o peor, no hay lugar a dudas.

Recordemos, la represión solo atiza la lucha, debemos llegar al fondo, y hasta el tope, cuando lo tengamos al banquero en su casa y habremos volado en mil pedazos los planes de la reacción y del imperialismo.

 

¡LBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!

¡SOLO CON LUCHA SE CONQUISTAN DERECHOS Y LIBERTADES!

¡A FONDO Y HASTA EL TOPE, HASTA QUE SE LARGUE EL BANQUERO A SU CASA!

Comentarios

Entradas populares